Reiki en Niños

Reiki es una técnica de equilibrio bioenergético de origen japonés  re descubierta por el maestro Mikao Usui a fines del siglo XIX. Desde entonces se ha difundido a través del mundo y hoy su eficacia es avalada por la OMS como apoyo para la salud de las personas

REIKI a través del uso de las manos de forma muy sencilla trabaja directamente en el campo bioenergético del receptor, incidiendo sobre los bloqueos que perturban la libre circulación de la energía en el ser, restaurando y armonizando sus sistemas.

Se utiliza entonces para recuperar y mantener la salud física, mental, emocional y espiritual.

Es un método natural para equilibrar nuestro cuerpo y crear así un estado de armonía. Elimina tensiones, mejora el funcionamiento del organismo, estimula la capacidad natural del ser humano para sanarse, produce equilibrio y bienestar, aumenta la claridad mental, favorece la actitud positiva.

El Reiki no es un sustituto del tratamiento médico ni tampoco una forma de diagnóstico, pero sí que sus beneficios pueden ser una medida complementaria ya que no tiene efectos secundarios. Tampoco interfiere con ninguna creencia o práctica religiosa.

Muchos padres recurren a un tratamiento de Reiki para sus hijos cuando tienen problemas de hiperactividad, timidez, pesadillas, insomnio, depresión ó porque han atravesado por situaciones familiares que les producen angustia, como la separación de sus padres, la llegada de un nuevo hermano o cambio de colegio, por ejemplo.

El Reiki en niños favorece

  • La Relajación
  • El sueño reparador
  • Mejora la conducta
  • Favorece la concentración
  • Comunicarse con los demás de una forma más afectiva y efectiva.
  • Saber reconocer y manejar las emociones y sentimientos.
  • Trabajar y desarrollar la empatía.
  • Establecer fácilmente las relaciones interpersonales.
  • Tomar las decisiones propias.
  • Estimular el pensamiento creativo.
  • …y, en definitiva, conocerse un poco mejor a sí mismos y a su entorno

¿Pueden los niños ser iniciados en Reiki?

Si! Y les resulta muy natural… La práctica del Reiki, tanto para ellos como para otros, los va a ayudar a adquirir la conciencia necesaria cuando se hacen daño en alguna parte de su cuerpo o les duele, la acción inmediata y natural es poner la mano… o buscar la mano de los padres para que la pongan allí y sentirse protegidos. Eso es Reiki.

Así mismo, sus sistemas se equilibran, además sus estudios, la memoria, la voluntad. La alegría para jugar, para llevarse mejor con sus amigos, para entender de manera intuitiva lo que los rodea.

Con mucha frecuencia los niños reikistas reportan que caen dormidos con mayor facilidad y gozan de un mejor sueño con Reiki, lo que ayuda en momentos de nerviosismo. Por ejemplo: en el colegio, o de miedo, así como también cuando aparece un dolor repentino.

Son generosos también al compartir Reiki con sus compañeros, padres, hermanos

Solicitud de horas e información:

Mariela Urbina Abad +56 9 85010196

Solicitar Hora Aquí